Desinfección de aguas de lastre

Balpure

Ofrecemos el sistema homologado de tratamiento de aguas
de lastre con desinfección electrolítica BALPURE® como una solución económica e inocua para el medio ambiente ante la amenaza de especies acuáticas invasoras (EAI).

BALPURE® ofrece una solución de tratamiento eficaz para buques existentes y de nueva fabricación, que cumple con las normativas de aguas de lastre más exigentes y sobrepasa los estándares de la OMI D-2.

Método de tratamiento de corriente retrógrada

Mediante el uso de corrientes retrógradas, a través de las cuales se recoge aproximadamente un 1% de todo el flujo de aguas de lastre con el objetivo
de generar la solución desinfectante de hipoclorito, el sistema BALPURE® puede instalarse de forma remota desde los sistemas de lastre.

• Este uso de corrientes retrógradas permite trabajar en ambientes con agua con baja salinidad o baja temperatura.
• El uso de corrientes retrógradas supone una gran ventaja en buques con cámaras de bombas o zonas de carga peligrosas.
• El sistema BALPURE® puede instalarse en la sala de máquinas o en espacios mecánicos clasificados como zonas seguras.
• El filtro es la única parte del sistema BALPURE® que debe instalarse en la cámara de bombas y que limita la cantidad de cambios críticos en las tuberías del diseño del barco.
• Además de la opción de montarlo sobre una plataforma, el sistema BALPURE® se suministra normalmente en seis pequeñas subunidades para facilitar su instalación.
• No se necesita realizar una costosa reubicación de equipo.


Ventajoso para buques cisterna y de transportes

El modelo de tratamiento y diseño del sistema BALPURE® es especialmente ventajoso para buques petroleros, de químicos/productos, transportadores de GNL/GLP, buques graneleros y portacontenedores. BALPURE® se adapta al tratamiento de aguas de lastre para barcos que tienen un volumen de entre 500 y 20.000 m³/h.


Proceso automático y eficaz

El sistema BALPURE® funciona de forma autónoma a través del ciclo de lastrado/deslastre. Utiliza un proceso de tratamiento electrolítico de eficacia comprobada que genera una solución desinfectante, in situ y a petición, usando únicamente agua de mar y electricidad. Durante el viaje,
un residual de desinfectante permanece en los tanques de agua de lastre del barco, de forma que elimina el riesgo potencial de crecimiento de organismos durante la travesía. Todos los compuestos activos generados en el proceso de desinfección electrolítica se neutralizan de forma segura en
el deslastre.

BALPURE® es uno de los sistemas de tratamiento de aguas de lastre más probado y eficaz. Durante más de ocho años, el sistema BALPURE® se ha sometido a pruebas exhaustivas y ha recibido la verificación de terceras partes acerca del cumplimiento de las rigurosas normas de rendimiento, corrosión y seguridad.

Los sistemas de tratamiento de aguas lastre BALPURE® han sido homologados para cumplir las regulaciones IMO para aguas lastre.

• Homologación recibida en Julio 2011 (BSH Alemania fue la agencia homologadora).
• Homologado para Bureau Veritas, recibida en Mayo 2012.
• Evaluación de diseño certificada para ABS, recibida en Junio 2012.
• Certificación de Sistema de gestión alternativo (AMS) de la U.S. Coast Guard (USCG) recibida en Abril 2013.


Desinfección sin Inconvenientes

Como utiliza desinfección electrolítica, el sistema BALPURE® ofrece a los propietarios y administradores de buques muchas ventajas en comparación con otras tecnologías de electrocloración, luz ultravioleta o sistemas de ozono, especialmente en buques petroleros, buques químicos/de productos, transportadores de GNL/GLP, buques graneleros y portacontenedores.


BALPURE® ofrece:

Un modo de tratamiento con corrientes retrógradas:
El sistema BALPURE® genera un desinfectante utilizando únicamente un 1% de toda la entrada de agua de lastre mediante una corriente retrógrada, por lo que no se necesita una instalación en los sistemas de lastre críticos.

Bajo coste de capital:
Muy especialmente en las aplicaciones con un caudal medio o grande, como en los petroleros, buques químicos/de productos, transportadores de GNL/GLP, buques graneleros y portacontenedores.

Bajo coste operativo:
Solo hay un coste para la electricidad necesaria para generar los ingredientes activos durante el proceso de lastrado, y el deslastre gasta menos de 2 kW.

Facilidad de instalación:
Requiere menos espacio gracias a su diseño en subunidades que se adapta fácilmente al espacio existente sin necesidad de mover el equipo mecánico ya instalado. Se dispone de instalación en dique seco, así como de configuraciones montadas sobre plataforma.

Adecuado para instalaciones en las zonas de carga peligrosa:
La única parte del sistema BALPURE® que debe instalarse en la cámara de bombas es el filtro. El resto del equipo puede montarse en espacios mecánicos clasificados como zonas seguras.

No es corrosivo:
El sistema BALPURE® ha recibido un certificado de terceras partes, en el que se prueba que no es corrosivo y que no repercute en la esperanza de vida de los sistemas de recubrimiento de tanques de lastre, tuberías y válvulas asociadas, accionadores de válvulas y otros instrumentos y accesorios del tanque de lastre.

Fácil de manejar:
Proceso totalmente automatizado con una rutina de mantenimiento mínima.

Seguro para el operador:
No requiere manipulación o almacenamiento de productos químicos peligrosos, ya que el desinfectante se genera in situ y a petición.

Versatilidad en el rendimiento:
La tecnología de uso de corrientes retrógradas permite trabajar en ambientes con agua con baja salinidad o baja temperatura.

Rendimiento superior:
El sistema ha demostrado superar los requisitos de la IMO D-2, multiplicándolos por diez. Probado rigurosamente durante más de ocho años, BALPURE® es una de las soluciones de tratamiento de aguas de lastre cuya eficacia se ha demostrado.

Socio fiable:
Severn Trent De Nora cuenta con más de 35 años de experiencia en desinfección electrolítica en aplicaciones marinas y de alta mar.


Proceso de Lastrado

El Sistema BALPURE® solo opera en el proceso de lastrado durante la entrada de agua.

1. El agua lastre primero es filtrada por un filtro de 40-micrones para remover el material orgánico grande y sedimentos.
2. Una vez filtrado, se utiliza un rebufo de un 1% del total del agua lastre succionada con el cual el Sistema BALPURE® genera la solución de hipoclorito desinfectante.
3. La mezcla de agua de mar, la solución de hipoclorito desinfectante y gas hidrogeno (un subproducto del proceso electrolítico) pasan por un separador desgasificador de tipo ciclón para remover el gas hidrogeno arrastrado.
4. El rebufo de un 1%, ahora libre de gas hidrogeno, es mezclado con el 99% restante del agua y es usado como desinfectante del volumen completo de agua lastre.
5. Luego el total de agua lastre es transferido a los estanques de lastre.
Un desinfectante residual continúa el tratamiento del agua lastre durante
el viaje.

Ningún tratamiento activo ocurre durante la descarga

El Sistema BALPURE® es usado solamente en la operación de deslastrado para neutralizar el residuo oxidante en la descarga de agua de mar. Ya que ningún tratamiento activo ocurre en la descarga, los requerimientos energéticos para este proceso son despreciables, menos de 2 kW. Como resultado el sistema BALPURE® ofrece ahorros operacionales considerables cuando es comparado con otras tecnologías para tratamiento de aguas lastre que no tienen un biosida residual. Cualquier re-crecimiento en los tanques de aguas lastre obliga a los propietarios de las embarcaciones a también tener que utilizar sus equipos a máxima potencia en la descarga.

El proceso de deslastrado de BALPURE® incluye:

• Se baypasea el filtro y toda el agua lastre tratada es descargada.
• Anterior al agua de descarga ocurre un proceso de neutralización automática.
• Una corriente pequeña y separada de un agente neutralizador de bisulfito de sodio (7,5 litros por 1.000m³) es adicionada automáticamente a la entrada de la bomba de lastre y a cualquier otro sistema de descarga como el sistema de piques de popa.
• El agua de mar libre de cualquier organismo viviente es descargada nuevamente al ambiente marino.
• El agua de mar descargada es ambientalmente segura.

CONTACTO